UMBRALES del hombre: Ritos de Pasaje Pasar por un Espacio Sagrado para que el niño se transforme en anciano

“A menos que el hombre se encuentre en medio de una batalla humana, va a encontrar difícil conocer de lo que la sociedad carece”. Con esta frase de su libro Adam’s Return (El Retorno de Adán), el Padre Richard Rohr empieza su discurso sobre la necesidad que tienen las culturas modernas de la “iniciación” a la vida adulta. El Padre Rohr sostiene que debido a que la sociedad moderna ha perdido los ritos clásicos de iniciación, que las culturas ancestrales y aborígenes utilizaban para con sus jóvenes, es necesario volver a crear ese espacio sagrado en donde se inicia al niño en su camino hacia una masculinidad auténticamente sana.

Ya que las sociedades modernas han perdido los ritos clásicos de iniciar al hombre, “solamente nos queda entrar en contacto con la naturaleza; es ése el lugar que ‘desconstruye’ la cultura artificialmente creada”, puesto que en la naturaleza todos somos iguales.

Para ilustrar este concepto, el Padre Rohr describe un reportaje televisado hace unos años atrás acerca de elefantes machos adolescentes que empezaron a comportarse de una manera fuera de carácter, antisocial y violentos sin razón. Sin provocación pisoteaban un automóvil, tumbaron árboles, y mataron a otros animalitos y elefantes infantes. Funcionarios forestales tuvieron que intervenir para estudiar el problema, y en el curso de la investigación descubrieron que no había elefantes machos adultos en el ambiente. Estos elefantes adultos habían muerto o habían sido exterminados debido a la caza, dejando a los elefantes adolescentes deambulando y forrajeando fuera de control. Su solución fue de traer elefantes machos adultos de otros lados y los introdujeron en el mismo ambiente de los jovencitos. En pocas semanas, maravillosamente, la situación cambió completamente. Aparentemente, por medio del sistema de comunicación que existe en la sociedad de los elefantes, los machos mayores empezaron a enseñar a los adolescentes elefantes que su comportamiento no era bueno. Parece algo sencillo, pero las cosas se normalizaron entre los elefantes cuando los mayores tomaron posesión como ancianos.

En el mundo humano, cuando no hay “reyes”, los jóvenes guerreros se convierten en brutos, los magos se comportan como charlatanes, y los amantes son presa fácil de la adicción. Alguien tiene que brindar límites e identidad a los jóvenes; éstos no lo pueden conseguir sin un guía. El Padre Rohr concluye: “No somos una cultura sana para los hombres jóvenes y adultos. Aunque no sea la única, seguramente es razón de peso saber que ya no somos una cultura de ancianos que sabe transmitir sabiduría, identidad y límites a la próxima generación”.

Durante la década de los noventa, después de terminar un estudio intensivo de las varias costumbres culturales de la iniciación de los hombres, el Padre Rohr empezó un programa para hombres de culturas modernas en la cual éstos puedan vivir una experiencia personal de iniciación a la masculinidad. Este programa utiliza símbolos y ritos de varias culturas ancestrales que se usaban para iniciar a los hombres de aquellas sociedades. El Padre Rohr diseñó una jornada especial en que los hombres participantes entran en un espacio transitorio (en latín, espacio liminal, como en un “umbral”), para “pasar” de una realidad vieja a una nueva realidad de transformación: de ser hombre no iniciado, a un nuevo hombre iniciado.

El Padre Rohr, delineando la jornada espiritual del hombre, ilustra como el hombre se va desviando cuando no tiene una iniciación que lo lleve por los pasos adecuados de la vida. Él insiste en que es absolutamente necesario que el hombre tome pasos de principiante, para convertirse en un anciano sabio. Esta sabiduría no es algo que se puede aprender bajo un estudio intelectual. Más bien lo tiene que aprender viviéndolo en la totalidad de su cuerpo, alma y mente, en otras palabras, en su persona total.

Al haber llegado a este conocimiento monumental en su estudio, en el año 1995, el Padre Rohr inició “Men’s Rite of Passage – MROP (Ritos de Pasaje para Hombres). Esta experiencia empezó en inglés, y ahora por primera vez, en español: UMBRALES del Hombre, Ritos de Pasaje. Esta experiencia que comenzó en Ghost Ranch, Nuevo México, se ha llevado a varios países del mundo: Alemania, Francia, Inglaterra y Australia. El material ha sido traducido al alemán, francés, y ahora al español. El primer evento de UMBRALES se llevará a cabo del 17 al 21 de octubre de 2012, en el Centro de Retiros (youth center) de la Abadía de San Andrés (St. Andrew’s Abbey), en Valyermo, CA. Los hombres interesados deben enviar su solicitud con anticipación para ser sometidos a un proceso de discernimiento el cual determinará su aceptación para vivir UMBRALES.

Esta es una experiencia espiritual para hombres, no es un retiro tradicional. UMBRALES es apropiado para todo hombre que está en la búsqueda espiritual, que ya haya comenzado algún tipo de crecimiento espiritual masculino, y que no se encuentre en medio de una reacción en contra de Dios, la gracia y la transformación. Aunque la experiencia incorpora imágenes y ritos de varias tradiciones religiosas, gozamos de nuestra herencia judeo-cristiana.

Entonces, ¿qué es UMBRALES?

• Es un descubrimiento personal sobre la espiritualidad masculina y “el Misterio Sagrado.”

• Es un tiempo para saborear el poder sanador y poderoso de la naturaleza.

• Es un proceso para afrontar asuntos lamentables de dolor y de relaciones con tu padre, otros hombres y demás personas.

• Es una oportunidad para examinar las prioridades de la vida y hacer preguntas valientes acerca del próximo paso de la vida.

• Es una invitación para escuchar a la “voz silenciosa de Dios.”

• Es una oportunidad de regresar a la vida llena de un compromiso renovado para con los dones personales.

El UMBRALES no es…

• Un retiro tradicional de ejercicios y predicaciones.

• Un taller informativo acerca de la espiritualidad masculina.

• Un entrenamiento de sensibilidad ni experiencia de privación o de pasar penas.

• Una experiencia amenazante ni riesgosa que requiera participar en actividades raras o peligrosas.

• Una prueba de resistencia física.

Este evento no es acerca de la religión, sino de la espiritualidad. Contiene tradiciones ancestrales que guía al hombre a vivir más auténticamente la masculinidad. Lo lleva a confiar en aquello que está obrando en su vida que es mucho más grande de lo que podría imaginar.

Para recibir más información acerca del UMBRALES, y también información de eventos de preparación, se puede comunicar con el Padre Jim Clarke: jclarke@stjohnsem.edu, o con Rudy Hernández: rudy.hernandez@hdsupply.com. También se puede visitar la página cibernética: http://www.socalmales.org/. VN

Share