TEMEN QUE AUMENTO DE IMPUESTOS PERJUDIQUE A CLASE MEDIA Y TRABAJADORA

Mientras se llega a un acuerdo sobre un plan de presupuesto en California que incluye, entre otras medidas drásticas un aumento de impuestos, hay quienes critican ya que perjudicará a familias de la clase obrera y media.

El plan incluye más tributos -algunos temporales- para cerrar el déficit estatal de más de 42.000 millones de dólares, y que incluye el del valor de venta agregado, el registro automotor, los ingresos individuales, y la gasolina.

Se calcula que con este aumento se generarían unos 14.000 millones de dólares anualmente.

“Tenemos que pagar impuestos para mantener a nuestras comunidades seguras, nuestras escuelas abiertas, y nuestros negocios creciendo,” dijo hoy la senadora Denise Ducheny (D-San Diego), presidenta del Comité Presupuestario, durante el debate en la cámara.

Asimismo, miembros demócratas aseguran que el impacto de los impuestos no será tan profundo como algunos piensan.

“Estamos hablando de unos cientos de dólares por familia adicionales por año,” sostuvo el senador Ron Calderón (D-Montebello).

“Es difícil para mí creer lo que dicen (los legisladores),” dijo a Efe Elisa G., residente de Sacramento.

“Uno ha confiado en ellos, y su respuesta es subirnos los impuestos. Si eso sucede, te puedo asegurar que nos la vamos a ver muy difíciles en mi casa”, comentó esta hispana que tiene dos hijos y trabaja medio tiempo como vendedora de cosméticos.

“Mi esposo tiene un buen trabajo y beneficios, pero de todos modos, estos impuestos tienen de todo, no discriminan,” agregó.

Según un análisis de la Asamblea Estatal, los impuestos podrían verse de esta manera: una familia con dos hijos e ingresos de 75.000 al año pagaría 118 dólares adicionales en impuestos sobre estos ingresos.

Si tienen uno o dos autos con un valor acumulado de 25.000 dólares pagarían 125 adicionales para registrar el o los vehículos anualmente. Si gastan 20 galones de gasolina a la semana, gastarían 125 dólares más en el impuesto del combustible.

Asimismo, esta misma familia perdería 420 dólares en el crédito tributario por sus hijos, y pagarían un promedio de 200 dólares adicionales en el impuesto sobre el valor de venta agregado.

Sin embargo, este último impuesto es el que más puede fluctuar. El análisis indica que por cada 1.000 dólares, se pagarían unos 22,13 en impuestos sobre el valor de venta agregado frente a 19,45 por cada 1.000 dólares en la actualidad.

“Todo depende de lo que la gente compre y consuma,” agregó Ducheny. “Este impuesto es el más problemático, pero necesario, al menos durante los próximos tres o cuatro años.”

Específicamente, el registro automotor aumentaría de un .65 por ciento a un 1,15 por ciento, dependiendo del valor del auto. La gasolina aumentaría 12 centavos por galón. Y el crédito tributario por cada dependiente, o cada niño en su hogar, sería reducido en 210 dólares.

“El impacto no va a ser mínimo, como están diciendo nuestros colegas demócratas,” manifestó el senador Tony Strickland (R-Thousand Oaks).

“Todos los días, me llegan mensajes y llamadas de personas comunes y corrientes que me dicen que no apruebe estos impuestos porque no tienen con que pagar,” finalizó.VN

Share