PROGRAMA PARA NIÑOS, JÓVENES Y ADULTOS CON NECESIDADES ESPECIALES PARA QUE RECIBEN LOS SACRAMENTOS EN LA IGLESIA SANTA ROSA

A través del programa Spred los padres que vivan en la ciudad de Los Angeles o en sus cercanías pueden lograr que sus hijos con algún problema de desarrollo y aprendizaje reciban el bautismo, la comunión y la confirmación, con la finalidad de que se acerquen más a Dios y se integren completamente a la gran familia de la Iglesia Católica.

En la Iglesia de Santa Rosa en San Fernando se desarrolla un programa llamado Spred, por sus siglas en inglés (Special Religious Development), que traducido al español significa Desarrollo Religioso Especial, el cual le brinda a niños, jóvenes y adultos con problemas en el desarrollo y aprendizaje la oportunidad de prepararse para recibir los Sacramentos del bautismo, comunión y confirmación.

El sacerdote Harold Fisher, vicario de la Iglesia de Santa Rosa en San Fernando, contribuyó en gran medida para que en septiembre del 2008 se diera inicio a la implementación de Spred en la parroquia.

Para el sacerdote Fisher, la meta de Spred es ayudar a que niños discapacitados y sus familias se integren más a la Iglesia Católica con los sacramentos.

“El programa Spred nació en Chicago en 1964, cuando las familias en Chicago les dijeron a los párrocos que querían que sus niños con necesidades especiales hicieran la primera comunión, pero los párrocos en ese tiempo dijeron que no porque los niños no podían leer sus oraciones. Entonces un sacerdote llamado James McCarthy fundó el programa Spred”, recordó el Padre Fisher.

Mencionó que fue él quien escribió una carta a Chicago para solicitar el programa y “desde hace tres años tenemos Spred en Santa Rosa”.

El Sacerdote señaló que el grupo de participantes se reúne todos los lunes de 5:30 a 7:00 pm en el Centro del Padre Simón en San Fernando. “El programa dura 90 minutos y durante ese tiempo se hacen diversas actividades. Cuando los niños llegan ellos juegan con diferentes actividades para prepararse para escuchar la Palabra de Dios. Luego ellos escuchan la Palabra de Dios de una manera que puedan comprenderla con dinámica. Y a fin de año reciben todos los sacramentos durante la misma ceremonia”.

El Padre Fisher explicó que muchos de los niños que participan en Spred “no pueden hablar y sólo utilizan sus manos, a veces sólo pueden decir sí o no, o no pueden sentarse por una hora en el mismo lugar. Es por ello, que cada actividad es por un corto tiempo y cambiamos a otra inmediatamente”.

Fischer indicó que Spred “es un programa que dice que la Iglesia abre sus puertas a toda la gente. Mucha gente se pregunta por qué estos niños necesitan los sacramentos, pues porque por medio del bautismo cada uno de nosotros somos llamados a ser discípulos del Señor y también ellos son discípulos del Señor (…) Asimismo, ellos reciben la comunión para darles las fuerzas para seguir adelante y se les da la confirmación para que puedan participar completamente en la misión de la iglesia y comunicar el amor de Dios a sus familias, a sus amigos y aquí en la parroquia”.

GRUPO DE TRABAJO
Dean López, coordinadora y catequista de Spred en Santa Rosa, relató que “Spred comenzó hace tres años en Santa Rosa con el permiso de quien fuera párroco para ese momento, Carlos Alarcón”. Por su parte, “el padre Fisher nos ha dado la ayuda en todo desde entonces, él es nuestroa guía”.

López apuntó que “Santa Rosa es la primera iglesia en el Valle de San Fernando que invitó a todas las familias con niños que tuvieran diferentes necesidades a participar en el programa. Fue una invitación general y así comenzamos con familias que vinieron a Santa Rosa porque querían que sus hijos recibieran clases religiosas como los niños regulares”.

La coordinadora de Spred precisó que son 12 clases que reciben los participantes durante un poco más de ocho meses. Asimismo, destacó que las edades de los inscritos oscilan entre los 8 a los 35 años de edad.

“Actualmente tenemos un grupo de 12 niños, el máximo de participantes permitidos porque con más de 12 no podemos enfocarnos en la lección porque hay niños con autismo, niños con Síndrome de Down, entre otros, que necesitan mucha atención”.

López aseveró que uno de los requisitos en Spred es que “los padres tienen que participar en las sesiones con sus hijos, porque ellos son los principales catequistas de sus niños y los que no saben cómo ser catequista se les va enseñando”.

Por su parte, Fátima Castañeda, voluntaria desde hace dos años y madre de un niño con autismo, que recibió los sacramentos gracias a Spred, expresó que “las clases son bien sencillas, concretas y visuales porque la mayoría de nuestros niños son visuales. Por lo regular las actividades que se hacen son relacionadas con el tema, aunque al principio hay una actividad libre (…) Pero cuando ya se entra a la sesión relacionada con Spred todo se imparte concretamente para que ellos aprendan lo que estamos hablando”.

Castañeda dijo que Spred es “un grupo de apoyo para los padres. Inclusive le damos recursos a los padres para que se eduquen y entiendan más a sus niños (…) Además, si hay padres que tienen necesidades extras nosotros lo referimos a agencias”.

Entretanto, Mónica Zaragoza, voluntaria, subrayó “que es una bendición estar involucrada en este programa. Es maravilloso trabajar con niños con diferentes discapacidades porque te transmiten ternura, amor, paciencia y te enseñan a mirar la vida de otra manera. Para mi es una satisfacción estar con ellos”.

Por último, David Chavero, también voluntario, indicó que los niños que participan en Spred “vienen a aprender de Dios, quieren comulgar, hablarle al Señor con su corazón. Cuando ellos escuchan la Palabra de Dios se les iluminan sus ojos, se alegran y ponen atención, todos se conectan a través de lo que es el amor de Dios (…) Lo importante de Spred es que el padre conoce a su hijo y aprende cómo tratarlo y cuidarlo”.

OBJETIVOS DE SPRED
– Apoyar la integración de cada una de las personas en la comunidad parroquial.
– Preparar a niños, jóvenes y adultos a recibir los Sacramentos del bautismo, comunión y confirmación en un ambiente espiritual y amigable.
– Dirigir a los jóvenes a un conocimiento más profundo de Dios en sus vidas.

REQUISITOS DE INSCRIPCIÓN:
– El participante debe tener entre 8 a 35 años de edad.
– Los padres deben acompañar a sus hijos a todas las sesiones y asistir a las juntas de padres.
– Traer una copia del IP del participante (Plan individual educacional), el cual es un contrato que tiene el padre con la escuela y allí se desarrollan objetivos y metas con los cuales se va a trabajar con el niño durante todo el año para que el niño progrese. El voluntariado de Spred explicó que la razón por la cual se pide un IP es porque allí se encuentra escrito el diagnóstico del niño debido a que tienen que saber cuáles son sus necesidades y qué es lo que se les puede presentar.
– Traer Fe de bautismo del participante y si no está bautizado acta de nacimiento. VN

PARA MÁS INFORMACION

– Las sesiones son los lunes de 5:30 a 7:00 pm, con excepción de los días festivos en el Centro del Padre Simón en el 511 S. Kalisher St. San Fernando, CA 91340.

– Si desea más información para inscribir a su hijo o participar como voluntario, comuníquese con Dean López, coordinadora de Spred, llamando al (818) 361-4617, o escriba al correo electrónico: spred@santarosa.net

Share