<!--:es-->EL ARZOBISPO GOMEZ EXHORTA A CATÓLICOS A FIRMAR PETICIÓN PARA DECLARAR COMO GENOCIDIO LA SITUACIÓN QUE ENFRENTAN LOS CRISTIANOS PERSEGUIDOS EN EL MEDIO ORIENTE<!--:-->

EL ARZOBISPO GOMEZ EXHORTA A CATÓLICOS A FIRMAR PETICIÓN PARA DECLARAR COMO GENOCIDIO LA SITUACIÓN QUE ENFRENTAN LOS CRISTIANOS PERSEGUIDOS EN EL MEDIO ORIENTE

El Arzobispo escribe en su columna semanal que una designación de genocidio le da un estatus especial a los cristianos que huyen la persecución

En su columna semanal, ‘La historia del cristianismo está escrita con la sangre de los mártires’, el Arzobispo José H. Gomez recuerda a los fieles de la Arquidiócesis de Los Ángeles que los “mártires son un testimonio para nuestra conciencia”, y los exhorta a unírsele en una petición encabezada por los Caballeros de Colón, que llama al gobierno de Estados Unidos a declarar como genocidio la situación de persecución que enfrentan los cristianos en Irak y Siria.

Los mártires, “Nos recuerdan que Jesús nos llama a seguirlo sin buscar concesiones, y que podemos llegar a enfrentarnos a la intolerancia, a la discriminación e incluso a la violencia por creer en su nombre”, escribió el Arzobispo Gomez. “Lamentablemente, el testimonio cristiano de la sangre perdura continuamente en el mundo de hoy”, agregó, refiriéndose a las cuatro hermanas Misioneras de la Caridad, una comunidad religiosa fundada por la Beata Madre Teresa de Calcuta, asesinadas el 4 de marzo en Yemén junto a otras 12 personas.

Las cuatro hermanas religiosas fueron descritas por el Papa Francisco como “mártires de hoy en día” después de recitar el Angelus el 6 de marzo ante miles de personas reunidas en la Plaza San Pedro, Roma. Se ha reportado que personas uniformadas y armadas entraron al asilo de ancianos y personas con capacidades especiales administrada por las misioneras en la ciudad de Aden. “Ellas derramaron su sangre por la iglesia”, dijo el Papa. El Padre Tom Uzhunnalil, un sacerdote salesiano de la India, quien se estaba quedando con las hermanas desde que su propia iglesia fue quemada en septiembre, fue secuestrado durante el ataque y aún se encuentra desaparecido.

El Papa se refirió a las hermanas religiosas y al sacerdote como víctimas de la “indiferencia del mundo” a la persecución de los cristianos.

“El Papa ha estado diciendo esto desde hace varios años. Y tiene razón”, dijo el Arzobispo Gomez en su columna. “La violencia y la tortura son el precio cotidiano del discipulado para los cristianos de todo el mundo actual, pero muy especialmente en el Medio Oriente. Y la comunidad mundial -los líderes del gobierno, las autoridades internacionales, los medios de comunicación y por desgracia incluso las Iglesias locales- no parecen preocuparse por ello”, escribió el Arzobispo.

Los Caballeros de Colón han aportado más de 5 millones de dólares para asistir a los cristianos en el Medio Oriente.

El texto completo de la columna del Arzobispo, La historia del cristianismo está escrita con la sangre de los mártires, se encuentra en http://vida-nueva.com/la-historia-del-cristianismo-esta-escrita-con-la-sangre-de-los-martires/

Share