LÍDERES REPUBLICANOS CALIFICAN DE “CASTIGO” SUSPENSIÓN DE VISAS A HONDURAS

La decisión del Departamento de Estado de suspender la mayoría de las visas para hondureños que deseen viajar a EEUU ha caldeado los ánimos de varios congresistas republicanos, que la ven como un inmerecido “castigo” para el pueblo de Honduras.

El martes pasado, el Departamento de Estado anunció la suspensión de la emisión de visas no inmigrantes para los hondureños, como medida de presión para que el Gobierno de facto de Tegucigalpa acepte el Acuerdo de San José y permita el restablecimiento del depuesto presidente Manuel Zelaya hasta los comicios de noviembre próximo.

Siete líderes republicanos de la Cámara de Representantes, encabezados por Connie Mack (Florida), opuestos a Zelaya, ahora exigen que la secretaria de Estado, Hillary Clinton, explique la suspensión de visas.

En una misiva enviada la noche del miércoles, los legisladores rechazaron la explicación del Departamento de Estado en el sentido de que la suspensión de las visas tenía el objetivo de respaldar la reciente misión de la Organización de Estados Americanos (OEA) en Honduras.

Los legisladores quieren saber cómo la suspensión de las visas está vinculada con la misión de la OEA, “cuyo único objetivo es restaurar” a Zelaya, y pidieron que Clinton recapacite sobre su decisión.

El privar a los hondureños de visas para que puedan viajar a Estados Unidos “tendrá un efecto perjudicial en la vida de los hondureños de a pie”, se quejaron en la carta.

“Si, de hecho, la suspensión es para simplemente restablecer al señor Manuel Zelaya, que es requerido por los tribunales hondureños, queremos una explicación de cómo castigar al pueblo hondureño conseguirá finalmente ese errado propósito”, enfatizaron los legisladores.

Los siete firmantes de la misiva, algunos de los cuales han criticado los vínculos de Zelaya con el presidente venezolano, Hugo Chávez, incluyen, además de Mack, a los legisladores republicanos de Florida, Ileana Ros-Lehtinen y los hermanos Lincoln y Mario Díaz-Balart, Chris Smith, Dan Burton y Mary Bono Mack.

La decisión de Washington también fue rechazada por el Gobierno interino de Roberto Micheletti.

El comisionado Nacional de los Derechos Humanos en Honduras, Ramón Custodio, sugirió el miércoles que EE.UU. se lleve la base militar que tiene en Palmerola, construida con fondos estadounidenses en el departamento central de Comayagua en la década de 1980.

Custodio acusó a Washington de tener un doble discurso, ya que en Honduras tiene una base militar, aunque oficialmente la instalación es del país centroamericano. Estados Unidos mantiene en Palmerola al menos 400 militares.

La suspensión de visas aplica a las solicitudes de visa para turismo, negocios, de intercambio, estudiantes y periodistas, entre otros.

Los casos de emergencia, como personas que necesiten asistencia médica urgente en EEUU o tengan que asistir a funerales, recibirán un tratamiento especial, señalaron a Efe fuentes del Departamento de Estado.

Según datos oficiales, en 2006 entraron en EEUU 75.000 hondureños con visas de turista y de negocios, dos de las categorías afectadas por las restricciones impuestas por Washington mientras continúa evaluando la política de emisión de visas.

El pasado 28 de julio, EEUU ya había revocado cuatro visas a miembros del Gobierno de facto de Honduras.

El Departamento de Estado sostiene que EEUU apoya una “solución negociada” para resolver la crisis política desatada en Honduras tras el golpe que destituyó a Zelaya el pasado 28 de junio.

El Gobierno de Micheletti no da visos de aceptar el Acuerdo de San José, promovido por el presidente costarricense, Oscar Arias.

Ese acuerdo, respaldado por la Casa Blanca, contempla la creación de un Gobierno de unidad y reconciliación nacional, encabezado por Zelaya, elecciones adelantadas, una amnistía para los delitos políticos y una comisión de la verdad y otra de verificación, entre otros elementos.

Se prevé que Zelaya comparezca nuevamente el próximo lunes ante el Consejo Permanente de la OEA, en lo que sería su quinto viaje a Washington desde que fue depuesto. VN

Share