QUÉ PODRÍA OCURRIR CON LAS POLÍTICAS MIGRATORIAS DE DONALD TRUMP

Entrevista a la abogada Patricia Ortiz, directora de ‘Esperanza Immigrant Rights Project’ sobre sus repercusiones y qué hacer para protegerse

Por ALICIA MORANDI

En su campaña electoral, el recientemente electo Presidente Donald Trump manifestó que en el terreno migratorio aumentaría los fondos destinados a deportaciones y arrestos en la frontera. Suspendería las medidas ejecutivas del Presidente Obama, entre otras medidas. Al momento no se sabe con certeza lo que ocurrirá, pero organizaciones no lucrativas están apoyando a los inmigrantes y recomiendan no perder la calma. Una de éstas es “Esperanza Immigrant Rights Project”, que es parte de Caridades Católicas. VIDA NUEVA entrevistó a su directora, la abogada Patricia Ortiz, quien es especialista en inmigración pero sobre todo en defensa contra la deportación.

VIDA NUEVA- El recién electo Presidente Trump presentó una serie de medidas en relación a la inmigración. ¿Qué posibilidades ve usted de que las concrete?

PATRICIA ORTIZ- Aún no sabemos exactamente qué tanto podría Donald Trump implementar lo que propuso en su campaña. Está hablando ya de concretar algunas propuestas. Dijo que inicialmente va a deportar a indocumentados con antecedentes penales. Pero no se sabe qué es lo que considerará crímenes. Puede que un delito menor, que no necesariamente es grave, sea considerado criminal y someter al que lo cometió a la deportación. Por eso estamos informando a los inmigrantes de sus derechos en caso de que enfrenten esta situación, y qué pasos tomar.

VN- ¿Y qué deberían hacer si se enfrentan con agentes de inmigración?

PO- Si llegan a su casa o lo detienen en algún lado, lo primordial es saber que tiene derechos. Los agentes de inmigración tienen que tener una orden firmada por un juez dándoles autoridad para detenerlo. Si no tienen esa orden, usted no debe dejarlos entrar a su casa. No debería firmar su deportación simplemente porque lo agarraron. Tiene derecho a consultar con un abogado antes de firmar cualquier cosa. También tiene derecho a pedir para hablar con un juez de inmigración y pelear su caso. Igualmente tiene derecho a no dar información personal, si le detienen en la calle y empiezan a hacerle preguntas. Usted tiene derecho de no contestarles.

VN- ¿Qué podría pasar con las acciones ejecutivas como DACA, DAPA y TPS?

PO- No sabemos al momento que pasará con las órdenes o acciones ejecutivas; es posible que las elimine porque no fue una ley. Entonces, si el gobierno decide ir contra las personas protegidas por DACA, ya tiene toda su información, pero estas personas también tienen derecho de pelear contra su deportación, en el supuesto caso de que esto ocurra. Estamos hablando de miles y miles de personas en este caso, y para ejercer esto se necesitaría mucho más personal de inmigración.

En cuanto a los que calificaban para DAPA, como nunca tuvieron la oportunidad de solicitarla, inmigración no tiene información de ellos. Y en relación a los casos de TPS, este programa también es resultado de una acción ejecutiva, así que sus beneficiarios podrían estar vulnerables.

VN- Si alguien reúne los requisitos para DACA, ¿le conviene hacer la solicitud antes de que las medidas del Presidente electo Trump comiencen a aplicarse?

PO- No es recomendable solicitar DACA en estos momentos. La situación es todavía incierta en cuanto a lo que pasará con este programa. Y si presenta la solicitud ahora, ICE (Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos) tendrá toda su información.

VN- Quienes buscan legalizarse a través de por ejemplo el matrimonio con un ciudadano o residente legal; petición familiar; empleo, etc., ¿sus casos podrían resultar afectados?

PO- Estos casos no se verían afectados, porque para eso tendrían que cambiar las leyes actuales. Lo que podría pasar es que el gobierno otorgue menos dinero al departamento que esté a cargo de esas solicitudes, y esto podría retrasar los trámites, ya que habría menos personal para hacerlo. Pero en realidad cambiar la ley para quien es elegible para su residencia, o para obtener asilo, no es necesariamente algo que puedan efectuar. Lo mismo para visas (Visa U) otorgadas a sobrevivientes de violencia doméstica o crímenes violentos.

VN- ¿Qué podría ocurrir con las llamadas “ciudades santuario” que no cooperan con ICE?

PO- Depende de cada ciudad decidir si va a cooperar o no con ICE. Los Ángeles es una ciudad santuario y el alcalde Garcetti ya ha dicho que no cooperarán con órdenes de detención de ICE. No es algo que Trump pudiera cambiar, pero él ha dicho que para ciudades como ésta, va a negarles fondos federales. Eso es algo que cada ciudad va a tener que decidir. Hay varias otras ciudades santuario como San Francisco, Chicago, Oakland, entre otras.

VN- Independientemente de las medidas que implemente el nuevo gobierno, sabemos que actualmente los residentes legales podrían ser deportados si cometen ciertos crímenes. ¿Cuáles son?

PO- Hay ciertos crímenes que aunque son menores, no pueden hacer que un residente legal sea deportado, pero sí “deportable”, es decir, lo pueden poner en proceso de deportación. Hay varios delitos que uno puede pensar que no se va a meter en problemas, pero sí puede. Por ejemplo, si usted es residente legal de Estados Unidos, puede terminar en proceso de deportación si comete un delito como posesión de droga, algunos casos de violencia doméstica, robo, manejar alcoholizado, involucrarse en una pelea, atropellar a alguien con el automóvil, etc. Inclusive si comete lo que se llama “crueldad contra los animales”, como organizar peleas de gallos, entre otras cosas, también se considera un crimen deportable.

Los residentes legales que cometen ciertos delitos menores van a poder pelear el caso para suspensión de deportación. Un ciudadano no corre el riesgo a deportación por estas acciones.

El problema es para los indocumentados que por cualquier delito pueden terminar en proceso de deportación. Tal vez si viven en una ciudad que no es santuario, y resultan con una condena, ICE va a saber que están ahí, y podría arrestarlos y ponerlos en proceso de deportación. Lo más recomendable es evitar meterse en cualquier tipo de problema legal.

VN- Si un residente legal comete un delito, ¿puede perder el beneficio de hacerse ciudadano?

PO- Uno de los requisitos para la ciudadanía es tener buen carácter moral, entonces no tiene que haber cometido un crimen por al menos los últimos 5 años antes de solicitar la ciudadanía. Por ejemplo, si tiene un DUI (manejar bajo la influencia de alcohol y/o drogas), esto puede afectar el proceso para obtener la ciudadanía.

VN- ¿Cómo se está preparando “Esperanza Immigrant Rights Project” para lo que viene?

PO- Ha sido un poco difícil prepararse porque obvio, cuando más casos aparecen más fondos se necesitan. Vamos a hacer lo más que podamos con los fondos que tengamos. Más que nada lo que ahora estamos haciendo es informar a las personas de sus derechos. Y estamos poniendo un enfoque muy grande en quienes reúnen los requisitos para ser residentes y ciudadanos.

Es un tiempo difícil para nuestra comunidad pero el mensaje que damos es que pueden contar con nosotros. Estamos para asegurarnos que respeten sus derechos. VN

Más información
Esperanza Immigrant Rights Project: (213) 251-3505.

Share