NUNCA OLVIDEN QUE LOS PRIMEROS CATÓLICOS DE EEUU ERAN LATINOS, ALIENTA ARZOBISPO

NUNCA OLVIDEN QUE LOS PRIMEROS CATÓLICOS DE EEUU ERAN LATINOS, ALIENTA ARZOBISPO

Monseñor José Gomez y un grupo de fieles de origen hispano. Foto: victor alemán / vida-nueva.com. Todos los derechos reservados.

El Arzobispo de Los Ángeles, Mons. José Gomez, alentó a no olvidar que los primeros católicos de Estados Unidos eran latinos llegados desde México y España.

Así lo dijo el Prelado en su discurso a los más de mil participantes del V Encuentro en el Centro Cívico de Pasadena en Los Ángeles el pasado 27 de enero.

En esa oportunidad, Mons. Gomez dijo que, “como latinos, estamos llamados a ser los líderes de nuestra Iglesia. No somos recién llegados, ni gente que haya llegado al último minuto, ni advenedizos. ¡Los primeros católicos de este país fueron latinos de España y de México! ¡Nunca olviden eso, queridos hermanos y hermanas!”

Tras recordar que el Papa Francisco llegó en 2015 a Estados Unidos como “el primer Papa de América Latina y como el primer Papa que habla el español como su lengua materna”, el Arzobispo resaltó que “lo primero que hizo fue canonizar a nuestro primer santo latino: San Junípero Serra, el gran misionero fundador de California y de los Estados Unidos”.

Entre los años 1767 y 1784, cuando falleció, San Junípero Serra se dedicó a evangelizar a los indígenas, les enseñaba nociones de agricultura, ganadería y albañilería. Él y los demás misioneros les proporcionaban semillas y animales y los asesoraban en el trabajo de la tierra.

Mons. Gomez explicó que Francisco canonizó al Padre de California “para despertar nuestros corazones, para despertar nuestros recuerdos y nuestro orgullo. El Papa nos está llamando a recordar quiénes somos y de dónde venimos como latinos”.

El Arzobispo resaltó también que el reciente V Encuentro “no atañe solo a los latinos”, sino que busca “la unión de toda la Iglesia: de hombres y mujeres, negros y blancos, latinos, africanos, asiáticos, europeos, de los pueblos de Oceanía, es decir, de toda la hermosa diversidad que conforma la familia de Dios aquí en Los Ángeles y en todo Estados Unidos”.

Reflexionando luego sobre la importancia de la cruz, el Arzobispo de Los Ángeles refirió que ella nos recuerda que “Jesús se acerca para estar con nosotros, sin importar en qué punto estemos en el camino de la vida. Podemos estar hundidos en la desesperación o perdidos como el hijo pródigo en el pecado y en una mala vida. Pero Jesús viene a buscarnos”.

“Hoy y en este momento, Jesús viene una vez más a nosotros. Por lo tanto, debemos entregarle nuevamente nuestros corazones a Él. Hemos de invitarlo a nuestras vidas, tal como lo hicieron los primeros discípulos cuando le dijeron: ‘Quédate con nosotros’”.

Todos, continuó el Prelado, “estamos llamados a vivir como hijos de Dios y a proclamar a Cristo como discípulos misioneros”.

“Acerquémonos especialmente a los que están en las ‘periferias’: a los que carecen de un hogar y a los inmigrantes, a los enfermos y a los que sufren, a los niños que están por nacer, a los prisioneros que esperan una segunda oportunidad”, alentó. VN

Puede leer la reflexión completa del Arzobispo de Los Ángeles:

http://vida-nueva.com/toda-vida-cruce-caminos/

Share