NOTICIAS BREVES

NOTICIAS BREVES

BATALLA DE PALABRAS Y DEFINICIONES MOLDEA AL DEBATE MIGRATORIO EN LOS ESTADOS UNIDOS

WASHINGTON, (EFE).- El debate por la reforma migratoria se ha convertido en una de batalla de palabras, donde el uso de términos como “amnistía”, “extranjeros ilegales” o “trabajadores indocumentados” o “ciudadanía ganada” mueven a la opinión pública como una veleta.

Quienes se oponen a legalizar a unos 12 millones de inmigrantes que viven en EE.UU sin papeles, insisten en aludir a ellos como “extranjeros ilegales” (o simplemente “ilegales”) y consideran que regularizar su estatus migratorio equivaldría a una “amnistía”.

Por el contrario, quienes pugnan por regularizar la situación de esas personas se preocupan por llamarlos “trabajadores indocumentados” y sostienen que es hora de abrirles una vía legal para su “ciudadanía ganada”.

El pulso semántico por imponer una u otra definición es evidente en cualquier debate sobre migración en el Congreso y en los medios informativos, mientras los estadounidenses buscan formarse sus propias opiniones sobre un tema que gana temperatura en Washington.

“La gente no entiende la diferencia entre amnistía, programa temporal, trabajadores indocumentados, ilegales, legales”, dijo Trevor Parry-Giles, experto de la Universidad de Maryland en retórica, estrategia política y comunicación.

Agregó que “cuando hay una gama tan amplia de significados sobre un fenómeno, los políticos en particular se apuran a moldear las definiciones según sus intereses”.

“Inmigrante ilegal significa alguien que se infiltra por las fronteras y se queda con los empleos de los estadounidenses. Pero un trabajador indocumentado es la persona que arregla tu techo o te ayudó a conseguir tu café esta mañana”, comparó.

Según el experto, el resultado del “juego de definiciones” puede afectar el desenlace de la reforma migratoria. “Como en muchos temas importantes, el umbral inicial es tratar de establecer las definiciones y creo que las encuestas van a hacer una gran diferencia”, indicó.

De hecho, los matices en algunas encuestas son evidentes. Un estudio del Centro de Investigación Pew divulgado el jueves señaló que más de la mitad (53 por ciento) de los estadounidenses cree que los “inmigrantes ilegales” deben ser enviados de regreso a sus países, mientras 40 por ciento prefiere darles un permiso legal para quedarse en EE.UU.

Pero al día siguiente otra encuesta encargada por Foro Nacional de Inmigración y el Instituto Manhattan mostró otro panorama: tres cuartos (76 por ciento) de los “probables votantes” dicen estar de acuerdo en concederle la ciudadanía a un “inmigrante ilegal” que trabaje en el país, pague impuestos y aprenda inglés.

La discusión semántica también llegó a ámbitos periodísticos. La Asociación Nacional de Periodistas Hispanos de EE.UU pidió la semana pasada a los medios de información que eviten referirse a los inmigrantes indocumentados como “ilegales”.

“Términos como extranjero ilegal o inmigrante ilegal a menudo pueden ser usados peyorativamente en el lenguaje de uso común y pueden acarrear un poderoso golpe emocional para los receptores del mensaje”, indicó un comunicado de la asociación.

Su director ejecutivo, Iván Román, aseguró que los medios de información “juegan un papel muy importante en el debate” sobre la reforma migratoria. “La información y las imágenes que reciben las personas sobre este tema es lo que contextualiza el debate”, explicó.

USCIS ADVIERTE LA EXISTENCIA DE ANUNCIOS FALSOS SOBRE LAS VISAS H-1B

WASHINGTON.- El Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) advirtió sobre la existencia de anuncios falsos en los que personas sin escrúpulos afirman que ya no hay cupo de solicitudes de visas H1B para el 2007.

Los anuncios falsos atribuidos a USCIS indican que ya no hay cupo de solicitudes de esas visas para el año fiscal 2007, lo cual es totalmente falso, según dijo la entidad en un comunicado.

Subrayó que la cuota de 20 mil permisos de trabajo H-1B que EE.UU concede a extranjeros de nivel académico o con una maestría obtenida en Estados Unidos todavía no ha sido cubierta para el año fiscal próximo que empezará el 1 de octubre de 2006.

Destacó que, por tanto, los empleadores o patronos pueden continuar con las peticiones para el año fiscal 2007.

USCIS reiteró que los anuncios publicados en los últimos días no provienen de esa institución sino de parte de individuos transgresores de las leyes estadounidenses.

Puso énfasis en que “hasta hoy el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de EE.UU no ha recibido suficientes peticiones como para poder cumplir el mandato del Congreso del límite de los permisos H-1B o sea un techo de 20 mil visas de trabajo” a foráneos especializados.

La institución resaltó su compromiso de informar en el tiempo oportuno a los empleadores sobre el estado de este proceso, y hoy prometió difundir para finales de esta semana las últimas cifras del número de solicitudes que ha recibido.

Añadió que las noticias oficiales del USCIS están siempre a disposición del público en su sitio web: uscis.gov, y también en http://uscis.gov/graphics/publicaffairs/pachron.htm.

VICEMINISTRA DE EL SALVADOR ADVIERTE SOBRE EL PELIGRO DE FRAUDE EN EL TPS

WASHINGTON.- La viceministra para los Salvadoreños en el Exterior, Margarita Escobar, advirtió a los centroamericanos amparados bajo el TPS sobre el peligro de ser víctimas de fraude antes de que empiece el período de re-inscripción.

La advertencia, destinada de forma particular a los más de 250 mil salvadoreños que en EE.UU disfrutan del Estatuto de Protección Temporal (TPS), fue formulada debido a que “todavía no es el momento de comenzar el proceso de re-inscripción” en el caso de El Salvador.

Escobar explicó que la renovación del TPS, prorrogado por un año más a sus compatriotas, se deberá hacer cuando el Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS) anuncie los nuevos requisitos y la fecha para el inicio de los trámites.

En una entrevista con la viceministra salvadoreña, Margarita Escobar, alentó a la comunidad de El Salvador beneficiada por el Estatuto, “a que esté atenta de personas sin escrúpulos que les puedan llegar a ofrecer servicios para la re-inscripción al TPS en este momento”, cuando aún no se han publicado las reglas.

Alertó de que si reciben esta clase de ofertas, “lo más seguro es que estén siendo víctimas de una estafa”.

Pidió tener cuidado, tras destacar que “es nuestra obligación proteger a los salvadoreños” de quienes tratan de engañarlos.

Escobar anunció a los salvadoreños protegidos por el Estatuto, que el gobierno de su país “les estará llevando gratuitamente el servicio de re-inscripción a este nuevo TPS a través de su red de 16 consulados” en EE.UU.

Los salvadoreños tendrán otro año más de permanencia legal y permiso de trabajo en EE.UU a partir del 9 de septiembre próximo y hasta la misma fecha del 2007.

Considera que “la magia de un proyecto integral está precisamente en la búsqueda de una armonización de las preocupaciones de seguridad que legítimamente tiene EE.UU y aquellas relacionadas a una reforma migratoria compasiva, que sea justa, integral y que tome en cuenta la dimensión social, económica y humana del fenómeno migratorio”. VN

Share